miércoles, 31 de marzo de 2010

DIFERENCIA ENTRE NIÑOS ROBADOS DURANTE FRANQUISMO


MADRID, 29 (ANSA)- Las prácticas de apropiación de niños en el régimen franquista se hicieron a la "luz pública", fueron respaldadas por una legislación y presentadas como medidas de "protección", a diferencia de lo ocurrido en Argentina durante la dictadura militar (1976-1983), que se efectuaron de forma clandestina. "Una de las diferencias básicas con Argentina es que ahí todo ese proceso es oculto, clandestino. En cambio, aquí se hace a la luz pública y el estado se enorgullece de hacerlo, pues el discurso es que está salvando a los niños del mal", dijo el historiador Ricard Vinyes a ANSA. Otra diferencia es que, en España, "hay indicios de que pudo haber adopciones ilegales, aunque no certezas, porque la documentación no es clara", sostuvo Vinyes. En su obra "Irredentas", el historiador afirmó que "la intencionalidad política de sustracción de los hijos de encarcelados y represaliados era una evidencia misma de la propaganda del régimen". Así, citó una declaración del Patronato de la Merced en 1944: "miles de niños han sido arrancados de la miseria moral y material, miles de padres de esos niños, distanciados políticamente del nuevo estado español, se van acercando a él agradecidos a esta obra de protección". De ese modo, el estado presenta como modelo las acciones de segregación, que no hubiesen sido posibles sin la "activa" intervención de la Iglesia Católica.
Según planteó Vinyes en "Irredentas", en Argentina "las desapariciones fueron resultado de practicar la guerra sucia contra aquellos que eran considerados incómodos por el régimen, bajo el nombre global de izquierdistas". "En España no. La pérdida y desaparición fue resultado de la purificación pública del país", por lo que "la clandestinidad de las actuaciones argentinas no existió", precisó. "Jamás hubo centros clandestinos de detención en nuestro país. Al contrario, fue el estado quien constituyó" el proceso legal y administrativo "que facilitó las desapariciones, especialmente desde la cárceles de mujeres", completó el historiador en "Irredentas". Después de 34 años de cometido el golpe, en Argentina siguen las investigaciones para encontrar a niños que fueron apropiados por los represores y que en muchos casos fueron entregados a otros militares o a civiles cómplices de la dictadura. GAT
29/03/2010 20:04

martes, 30 de marzo de 2010

Torturadas por Franco y olvidadas por la Historia



HISTORIAS DE CÓRDOBA ACTUALIDAD | 10


Torturadas por Franco y olvidadas por la Historia

El intento de la Junta por resarcir a las mujeres víctimas de la represión con ayudas de 1.800 euros es calificado de “inútil” por los familiares. Juliana Sánchez, sobrina de tres de ellas, exige que la verdad vea la luz y se haga justicia

Laura Pérez
l.perez@lacalledecordoba.com


Algunas tuvieron la valentía de desafiar al fascismo y a la sociedad de la época, y otras, la gran mayoría, eran madres, esposas, hijas y hermanas de rojos. Todas ellas sufrieron la represión del franquismo, fueron torturadas, rapadas y despojadas de sus derechos y sin embargo, ni la Historia ni la memoria han sabido encontrarles su lugar y aún menos, resarcir su daño. El tiempo ha hecho que muchas de ellas hayan muerto sin contarle al mundo su calvario y las pocas que aún viven, siguen silenciadas.

Justo ahora, la Consejería de Justicia acaba de anunciar que está ultimando un decreto con el que, a través de ayudas de 1.800 euros, se intentará reparar la injusticia que sufrieron todas esas mujeres que fueron torturadas, rapadas y represaliadas durante el franquismo. Una iniciativa que para historiadores de la talla de Arcángel Bedmar, resultará ineficaz no sólo porque la gran mayoría de las víctimas del franquismo ya han fallecido sino porque además, les será prácticamente imposible demostrar el calvario que vivieron.



Por ser hermanas de un rojo

Araceli, Manuela e Isabel Sánchez Montes vivían en Rute y durante años sufrieron en su piel los golpes con los que la dictadura mutiló de por vida a miles de mujeres. Ellas no eran militantes, ni anarquistas, ni socialistas, ni nada por el estilo. Como asegura Juliana Sánchez, su sobrina, su delito no fue otro que ser hermanas de Vicente Sánchez Montes, un barbero ruteño, perteneciente al Partido Socialista desde 1925, que huyó a la sierra cordobesa al comienzo de la contienda como miliciano de las Federaciones Anarquistas y terminó condenado “injustamente” a muerte el 9 de marzo de 1937 y fusilado, sólo tres días después. “Sólo por ésto, el franquismo se cebó con ellas al igual que con otras muchas mujeres y las marcó de por vida”, asegura Juliana.

Tanto es así que los años en los que Vicente, padre de Juliana, permaneció huído fueron los más duros para sus hermanas y para su propia madre. Juliana que entonces apenas tenía seis o siete años, recuerda como a diario la Guardia Civil venía a casa de sus tías y las llevaba al cuartel para obligarlas a limpiar y a beber aceite de recino pues, en teoría era la mejor forma para purgar su alma comunista. “Parece que las estoy viendo llegar rotas de dolor. El aceite les descomponía el vientre y se retorcían, querían que mis tías les dijeran dónde estaba escondido mi padre y no dejaron de torturarlas mientras estuvo huído”.

La represión que sufrieron las mujeres de Vicente, incluída su mujer y madre de Juliana, incluso llegó a desterrarlas de Rute y al igual que otras muchas familias, tuvieron que abandonar sus hogares y empezar de cero en otro punto de Andalucía. En su caso, tal y como recuerda su sobrina, “fue la única forma que encontraron para escapar de la persecución. Tuvieron que huir para salvarse, como tantas familias”, asegura.

El maltrato que sufrió la madre de Juliana Sánchez no fue físico aunque sí tan doloroso y temible como las torturas y las persecuciones que sufrieron sus cuñadas. “Constantemente la amenazaban con quitarle a sus hijos si no confesaba dónde estaba mi padre e incluso la intentaron obligar a que firmara que él había muerto por enfermedad cuando ni tan siquiera sabíamos que había pasado”.



Las heridas no se han cerrado

El miedo a la represión que sintieron durante años las mujeres de Vicente Sánchez se mantiene vivo a día de hoy en las pocas mujeres represaliadas que quedan vivas y de hecho, será uno de los motivos, junto con la falta de pruebas documentales, por los que las ayudas económicas con las que la Junta de Andalucía pretende resarcir sus daños quedarán “en papel mojado”, tal y como asegura el coordinador del grupo de Memoria Histórica de CGT-A, Cecilio Gordillo. “No quieren ni dinero ni ayudas. El decreto es algo necesario pero quedará como símbólico”.

La propia presidenta del Foro Ciudadano por la Memoria Histórica de Córdoba, María del Mar Téllez, asegura que muchas de las pocas mujeres que aún viven siguen sintiendo vergüenza, “no quieren admitir lo que sufrieron ni revelar sus nombres”. Una de ellas estuvo sentada frente al historiador Arcángel Bedmar en Montilla cuando éste recopilaba información para uno de sus libros. “Su familia me contó que le raparon la cabeza con sólo catorce años, algo que no era habitual. Ahora tiene unos ochenta y pese al tiempo que ha pasado, ni quiere revelar su nombre ni contar su experiencia”.

Además, junto a todas las víctimas que vivieron de cerca las agresiones, hay centenares de mujeres que, tal y como denuncia el Foro por la Memoria de Andalucía, “sufrieron el hambre y la miseria, que tuvieron que levantar a sus familias después de que asesinaran a sus maridos o sus hijos, y sufrieron el desprecio y la humillación de las autoridades y allegados al régimen franquista”. Y para éstas, como denuncia la responsable del Foro por la Memoria Histórica en Córdoba, Isabel Amil, no hay nada.

Si bien, no hay mejor ejemplo de la herida de por vida que el franquismo dejó en las mujeres que la que encontró Juliana al visitar a su tía Isabel justo unas semanas antes de que muriera. Enferma de alzheimer y con cerca de noventa años, apenas logró reconocer a su sobrina. Si bien, bastó que ésta le tarareara La Internacional anarquista para que la anciana la silenciara mientras le decía “calla, calla, que si te oyen me quitan mis niños”.



Luz a la verdad y justicia

El auténtico y real resarcimiento al terror y a los daños que hubieran querido todas las mujeres represaliadas, y que exigen sus propios familiares, es que las cientos de historias que sufrieron no caiga en el olvido. Juliana sólo reclama “justicia, ni dinero ni ayudas. Lo importante es que se sepa toda la verdad. Incluso deberían dejarnos contarlo en los colegios tal y como ocurrió para evitar que nuestros hijos y nuestros nietos vuelvan a repetir algo tan horrible”.

En la misma línea Bedmar insiste en que sería muy positivo que las administraciones sigan fomentando las publicaciones y exposiciones del tipo a la recientemente mostrada en Córdoba, Las presas de Franco, para rescatar de la amnesia colectiva a las mujeres pues, fueron ellas quienes sufrieron la barbarie fanquista incluso con mayor dureza que los hombres. Además, sostiene, “es importante que se facilite a los historiadores el acceso a las fuentes oficiales que tienen información sobre cómo ocurrieron los hechos, como por ejemplo a los archivos militares de Sevilla”.

Araceli, Manuela e Isabel Sánchez han muerto, al igual que centenares de mujeres represaliadas, sin que nadie les reparara su dolor ni les recompensara por la barbarie franquista. Si bien, tal y como asegura su sobrina, “los familiares seguiremos luchando para que la Historia los ponga en el lugar que merecen”.


PUNTO DE ATENCIÓN

Las indemnizaciones de la Ley de Memoria tampoco las beneficia
El avance que supuso para las víctimas del franquismo y sus familiares el que la Ley de Memoria Histórica reconociera una indemnización para los represaliados durante la época del franquismo, no tuvo en cuenta a las mujeres que sufrieron una violencia incluso más dramática que la que vivieron aquellos y aquellas que estuvieron en la cárcel pues, apenas una minoría de ellas han tenido acceso a éstas.

Tanto es así que de las 2.742 indemnizaciones concedidas a represaliados en Andalucía, únicamente un cinco por ciento han sido recibidas por mujeres, pese a que, como ya ha denunciado el Foro por la Memoria Histórica en reiteradas ocasiones, son el colectivo con el que más se ensañaron los falangistas en todas las provincias de la región.

Ahora, este nuevo intento de la Junta de Andalucía por resarcir los daños que el franquismo ocasionó a cientos de mujeres, vuelve a caer en saco roto pues, tal y como ya han denunciado los distintos colectivos, pese a suponer un avance, la gran mayoría de víctimas ha fallecido y las que aún están vivas no podrán certificar los abusos.

lunes, 29 de marzo de 2010

Candeleda (Ávila), capital de los síntomas

Javier Mestre. Rebelión, - 29 Marzo 2010

Una exhumación frustrada o la transición española como neurosis obsesiva


Los compañeros del Foro por la Memoria del Valle del Tiétar y La Vera han visto resarcida parcialmente la decepción con la relevancia mediática que ha adquirido la exhumación frustrada de los siete republicanos asesinados hace más de 70 años en la conocida como “Cuesta del Avión”. El alcalde psocialista del pueblo, que paradójicamente se llama Miguel Hernández, se reunió con ellos por sorpresa el viernes 26 por la tarde y les comunicó que el dueño de la finca no quería que se hiciera ningún tipo de “política” al desenterrar los cuerpos, que sólo autorizaba a bajar hasta la fosa a los familiares directos y los técnicos y que nada de banderas republicanas ni “apología” (sic). El primer edil de la localidad se mostró, asimismo, muy enfadado porque el sistema de alertas de Google le había avisado de que se había publicado en Internet un comunicado del Foro en el que se decía que los siete del Avión habían sido asesinados por falangistas de Candeleda… ¡Cómo se les ocurría sacar semejantes trapos sucios, si contaban con el respaldo del Ayuntamiento! ¡Habían manchado el buen nombre del pueblo y lo ponían a él en un compromiso, dado que gobierna en coalición con un concejal de derechas! ¿Quién os va a ayudar en adelante, si perdemos las próximas elecciones, insensatos?, parece ser que les reprochó a los activistas contra el olvido.

Ahora, el alcalde se habrá cansado de recibir alertas Google con el suceso. Los militantes locales del desenterramiento de ignominias no han podido menos que sonreír por el carácter esclarecedor que han tomado los hechos. Bien mirado, los restos podrán esperar hasta que se obtenga –tiempo al tiempo, y siempre por medios privados- la expropiación provisional forzosa de la parte de la finca que los fascistas convirtieron en umbrío cementerio. Ahora, en todo el mundo se ha visto que este país está enfermo y aflora el mal por la herida que la excavadora no ha podido hacer en terreno candeledano.



Familia y política

La actuación del PSOE en materia de la denominada memoria histórica es un puro lapsus derrotista. Un pisoteo de las cunetas. Una palada de tierra encima de los represaliados del franquismo, de sus propios militantes de antaño. En cualquier país civilizado, si se hace algo así como restaurar la democracia, como mínimo el Estado asume sus responsabilidades más elementales y esclarece los crímenes de la dictadura, desentierra los cuerpos y resarce moral y económicamente a las familias que llevan más de setenta años viviendo salvajemente damnificadas. Lo hace el Estado con leyes que obliguen a los jueces a asumir sus responsabilidades, y que pongan los medios materiales y jurídicos para que se reparen en lo posible los daños brutales infligidos a los derrotados. Así, la expropiación parcial de los lugares donde estén los cuerpos y las pruebas del crimen de lesa humanidad (de esos que no prescriben según los convenios internacionales firmados por España, que tienen rango constitucional y deberían estar por encima de, por ejemplo, la Ley de Amnistía) debería efectuarse de oficio.

Arteramente, los que se han quedado con las siglas históricas de la organización de Pablo Iglesias han dejado los procesos de exhumación en manos privadas, reducidos a algo así como actos dentro de la órbita de lo familiar que el Gobierno puede apoyar puntualmente mediante subvenciones o cediendo algunos recursos de las administraciones. Tras setenta años de represivo silencio, de terror de Estado, ahora, con la Ley de la Memoria Histórica y las variadas actuaciones de gobernantes socialistas de toda laya, nos vienen a decir que nos podemos dar con un canto en los dientes porque nos dejan sacar a los muertos, y hasta nos ayudan, porque es algo humanitario a lo que las familias tienen derecho. El dueño del terreno, a través del alcalde, ha querido imponer unas condiciones apolíticas para la exhumación. En principio, ante una iniciativa familiar en la tierra de otro, prima el derecho de propiedad, ¿no? Así, nos encontramos con que la segregación de algo que es de justicia y que tiene serias repercusiones políticas a la esfera de lo privado conlleva naturalizar la oposición entre el tratamiento familiar, es decir, apolítico del crimen, frente a las aspiraciones de esos rojos del Foro por la Memoria que quieren aprovechar las circunstancias para politizar el caso.

Sacar los muertos, esclarecer cada caso del conjunto coherente de lo que fue un evidente genocidio político, si no se politiza debe ser, entonces, una cuestión jurídica. Si el Gobierno y el Legislador no ponen los medios para que sea una cuestión jurídica, entonces ¡la están politizando a lo bestia! Si se utiliza el derecho de propiedad para reprimir la exhibición de las ideas democráticas por las que fueron asesinados los jornaleros, resarcimiento mínimo que exige su memoria, se está dando una politización brutal del caso… una politización que prolonga setenta años después la violencia fascista. Es lo que pasa con las neurosis. Las racionalizaciones esconden la mugre reprimida.



Exhumar cartagineses

Uno de los factores que contribuyeron a hacer definitivamente imposibles las exhumaciones de la Cuesta del Avión fue la actitud del grupo de arqueólogos que se había juntado para efectuar las labores técnicas correspondientes. Ante el tono y los argumentos del alcalde cuando, en nombre de la propiedad de la finca, quiso imponer condiciones vergonzantes, inauditas, para la exhumación, los jóvenes arqueólogos, que en su mayor parte no pertenecían al movimiento antiamnesia, reaccionaron solidarizándose a su modo con el Ayuntamiento y la propiedad de la finca en contra de la metodología de los Foros por la Memoria. Adujeron que ellos habían acudido allí a “desenterrar cuerpos, lo mismo nos da que sean republicanos que cartagineses”… Total, se trata de lo ya pasado, de fases ya superadas de la Historia. Este argumento es el colofón sintomatológico que explica el éxito político de la pedagogía del terror franquista y su continuación reformista. Ahora resulta que son batallitas del pasado, trabajo para arqueólogos, material inerme en el mundo presente.

Es curioso que un argumento de esa bajeza moral, proferido con una exasperante naturalidad, sea compatible con la afirmación siguiente: “Nosotros los sacamos y se los damos a los familiares, y punto”. Vaya, como con los huesos de cartaginés o de romano, ¿no?, buscamos a los familiares y se los damos.

Además, aparte de que aún están vivos los que han tenido que pasar una vida entera huérfanos de padres o abuelos por crímenes de estado silenciados y aún vergonzantes, hay que ver lo importante que resulta la caída de Cartago para la legitimación de la Constitución Española del 78. ¿Estará Escipión criogenizado? Igual lo podemos despertar para que responda por sus crímenes.

Suspendida la exhumación de varios represaliados en Ávila

Público, - 28 Marzo 2010

El dueño de la finca, situada en la localidad de Candeleda, lo ha impedido según denuncian desde Foro por la Memoria




FE – Ávila El Foro por la Memoria Histórica del Valle del Tiétar y La Vera recurrirá a la vía judicial para poder exhumar en un paraje de Candeleda (Ávila) a siete represaliados en 1936, durante la Guerra Civil, tras suspender hoy estas labores ante la negativa del dueño de la finca donde se encuentran los cuerpos.

Así lo ha confirmado este mediodía el coordinador de los trabajos, Sergio Esteban, quien ha referido la existencia de “un problema”, tanto con el dueño de la finca como con el alcalde de Candeleda, Miguel Hernández, quienes “han querido imponer unas condiciones que no eran las pactadas con los familiares de los represaliados y con el Foro por la Memoria”.

“El dueño de la finca nos ha comunicado a través del alcalde de Candeleda que se prohíbe cualquier exhibición y apología política en su terreno. Consideramos que esta circunstancia vulnera los protocolos del Foro por la Memoria, por lo que hemos decidido aplazar la exhumación y poner la correspondiente denuncia”, ha indicado.

La solución, a su juicio, pasa por una decisión judicial que expropie de forma temporal el terreno para poder llevar a cabo la exhumación.

Los cuerpos de los siete jornaleros republicanos represaliados en 1936, durante la Guerra Civil, se encuentran a pocos metros de la carretera, en el lugar conocido como la Cuesta del Avión, dentro del término municipal de Candeleda (Ávila).

La fosa fue encontrada gracias a los testimonios de un pastor que presenció el enterramiento y su excavación será realizada por un equipo de arqueólogos del Foro por la Memoria y voluntarios.

Hasta el momento ya se han llevado a cabo prospecciones y catas el pasado mes de enero para localizar los cuerpos de Francisco Martín Vélez, Régulo Martín Plaza, Emilio García Hornillo y Tomás Retamar Vicente, todos ellos vecinos de Poyales del Hoyo (Ávila), aunque se piensa que puedan encontrarse hasta tres cuerpos más.

sábado, 27 de marzo de 2010

Jiménez Villarejo ve 'fraude' de ley en la decisión del fiscal sobre Companys

EL PAIS.com

Montilla se da por satisfecho y acepta no recurrir la sentencia ante el Supremo

La Junta de Fiscales de Sala acordó ayer una decisión que promete provocar polvareda política: considerar que no es necesario presentar un recurso de revisión ante el Tribunal Supremo para anular el juicio sumarísimo en el que se condenó a muerte al presidente de la Generalitat Lluís Companys. La fiscalía alega que no tiene que dar ese paso porque, en aplicación de la Ley de la Memoria Histórica, los juicios franquistas ya son de por sí nulos. La clase política, encabezada por el presidente de la Generalitat José Montilla, acogió con complacencia la decisión. Sólo Esquerra Republicana discrepó y la tachó de "vergonzosa".



El ex fiscal jefe de Cataluña y ex fiscal anticorrupción Carlos Jiménez Villarejo fue categórico y la calificó de "fraude de ley". "El fiscal es sólo una parte del proceso y no hay nulidad hasta que lo dicta un tribunal. Su actuación no es admisible", dijo Villarejo, que expresó su "tristeza" y "decepción" ante la decisión de los fiscales y por la forma en que la ha encajado buena parte del Gobierno de izquierdas. "Companys seguirá siendo un rebelde culpable, un delincuente. Según la Ley de Enjuiciamiento Criminal, mientras no se anula la sentencia, los condenados no pueden declararse inocentes".

El caso Companys desencadenó ayer un nuevo desencuentro en el tripartito. Montilla avisó que no es jurista, pero se declaró "satisfecho" porque cree que pone punto final a una reivindicación histórica de su Gobierno. "Ya se ha hecho desde el campo político y ético, y ahora se añade la restitución desde el campo judicial", dijo tras la celebración de los actos de los 30 años del Parlament. Iniciativa dio por buena la decisión de los fiscales y CiU señaló que "se acerca" a reparar la figura de Companys. Joan Ridao, diputado de ERC, se desmarcó por completo y avisó que no se rendirá ante la forma en que la fiscalía quiere dar carpetazo al asunto.

Maria Lluïsa Gally, nieta del presidente Companys, dijo estar de entrada "contenta", aunque no quiso ir más allá, a la espera de leer con detenimiento el documento. El Consell Executiu acordó en octubre de forma solemne, coincidiendo con el último aniversario del fusilamiento de Companys, solicitar a la fiscalía que presentara un recurso ante el Supremo para pedir la anulación del juicio. La paradoja es que seis meses después socialistas y ecosocialistas den por válido que no se formule el recurso, porque el argumento que esgrime ahora la fiscalía de ampararse en la Ley de la Memoria Histórica ya lo conocían entonces. Villarejo, que está comprometido con el el Memorial Democrático y precisamente se encuentra elaborando un informe jurídico sobre el caso Companys, señaló anoche que los fiscales debían cursarlo aún a riesgo de perderlo.

"Que tengan la valentía de hacerlo. En 1999, el fiscal Javier Moscoso, sin que le amparara la Ley de la Memoria Histórica, recurrió la condena del militante comunista Julián Grimau ante la Sala Quinta del Supremo. Y la perdió. Mi hermano, presidente de esa sala, emitió un voto particular por considerarla una arbitrariedad". Fuentes de la Fiscalía del Tribunal Supremo advirtieron ayer de que su decisión ha dejado el caso cerrado. El dictamen, en cualquier caso, es ambiguo: primero, rechaza las pretensiones de la Generalitat y se declara "legalmente improcedente" pedir al Supremo la revisión del caso. Pero luego, en su argumentación, considera nula la sentencia de Companys. En el documento se analizaba la Ley de Memoria Histórica, que declara "ilegítimos" los juicios. En la redacción de la ley, se pactó esta definición para evitar declarar la nulidad de todos los juicios franquistas. La fiscalía cree que este término ya es suficiente y que de él se desprende que las condenas son "nulas de pleno derecho por aplicación directa" de la ley.

martes, 23 de marzo de 2010

Crónica de la Jornada y de la concentración celebrada en Málaga los días 20 y 21 de marzo de 2.010.


El sábado 20 de marzo se ha celebrado en el centro cívico de la Diputación Provincial de Málaga (antiguo colegio de la Misericordia) una jornada-debate, organizada por el Foro por la Memoria de Málaga y de Andalucía, con el objetivo de que las personas ajenas a la organización pudieran conocer de primera mano sus actividades, objetivos y proyectos futuros, además de aportar sus propias experiencias e inquietudes. Donde se entregó material informativo, como es el ideario de la Federación Estatal de Foros por la Memoria, comunicados, campañas y últimas acciones realizadas por las distintas asociaciones.



Las jornadas dieron comienzo a las 11:30h. donde primeramente se dio paso a explicar a los asistentes como se constituyó las asociaciones, haciendo un breve resumen de cuáles son sus objetivos que están marcados en el ideario de la Federación Estatal de Foros por la Memoria.



A continuación se procedió a las charlas explicativas sobre las campañas “Sin Justicia no hay Memoria, No al Protocolo de Exhumaciones de la Junta de Andalucía” y “Verdad, Justicia y Reparación para las víctimas del franquismo”. Haciendo hincapié en la necesidad de que la justicia no puede quedarse al margen del proyecto de la recuperación de la memoria histórica, ya que estamos construyendo un modelo de estado basado en la impunidad de los crímenes cometidos sobre las personas que lucharon por la libertad y la democracia.



También se resaltó que hay que diferenciar que en España los crímenes cometidos por el franquismo fueron crímenes contra la humanidad y no calificarlos erróneamente como genocidio, que es como se ha venido escuchando últimamente. Y para ello se realizó un breve repaso de los Principios emanados de los Tribunales de Nuremberg, que hoy en día están considerados como Derecho Internacional de obligado cumplimiento.



La mañana concluyó con una exposición de todos los trabajos realizados por la asociación Foro por la Memoria de Málaga en la provincia, y anunciando proyectos futuros, las diferentes actividades con otros colectivos, y destacar por último la necesidad de la implicación de los jóvenes, que de hecho algunos expusieron por primera vez sus ideas y sus pensamientos en relación a la educación que se imparte hoy en día en las escuelas.



Por la tarde se continuó con la proyección de diapositivas sobre las diferencias, en cuanto a metodología se refiere, del trabajo realizado en Villanueva del Rosario frente al desarrollado en la fosa de San Rafael.



Las jornadas concluyeron con el vídeo “El Muro de los Olvidados”, del cineasta Joseph Gordillo.



El acto fue valorado como muy positivo, ya que contó con una alta participación de todos los asistentes que derivaron en ricos debates. Nos alegramos, sobre todo, porque muchos de los asistentes fueron movidos por sus inquietudes y curiosidad de saber más y de que manera implicarse.



A la mañana siguiente, domingo 21 de marzo, nos volvimos a concentrar bajo los lemas Verdad, Justicia y Reparación para las víctimas del franquismo” y “Sin Justicia no hay Memoria, No al Protocolo de Exhumaciones de la Junta de Andalucía”, esta vez en la plaza de la Marina en Málaga. Dando continuidad al trabajo realizado en las jornadas del día anterior, y volver de nuevo con nuestra labor informativa sobre las campañas de recogida de firmas contra dicho protocolo de exhumaciones elaborado por la Consejería de Justicia y presentado a finales de 2009, y también para obligar al Parlamento español a anular todas las sentencias y tribunales franquistas.



Tanto las jornadas como la concentración fueron amenizadas con música, y concluyeron con la presencia de Alberto Cano que nos deleitó con su rap. Anteriormente se procedió a la lectura de la carta de un preso antes de ser ejecutado.



Fue una lástima no poder contar con unas condiciones climatológicas más favorables.




para ver las fotografías de las jornadas y concentración :http://www.memoriahistoricamalaga.org/galeria.php?galeria=59

Entrevista a Mª Josè Barreiro López de Gamarra, familiar de asesinados por el franquismo “Habrá justicia cuando los crímenes del fascismo español sean

Salvador López Arnal Rebelión

Mª José Barreiro López de Gamara es sobrina y nieta de dos luchadores republicanos asesinados por el fascismo español. El hermano mayor de su padre, auxiliar de oficinas, fue fusilado, el 14 de marzo de 1939, a los 25 años de edad, en el espigón del Arsenal Militar del Ferrol (del Caudillo, durante el fascismo español). Su abuelo, Juan López de Gamarra Orozco, practicante, fue asesinado el mismo 14 de marzo dos años antes, en 1937, cuando la evacuación de Málaga.


Este 14 de marzo, usted y su familia han recordado el 71º y el 73º aniversario de los fusilamientos de Manuel Barreiro Rey en el Arsenal Militar de Ferrol y de Juan López de Gamarra Orozco en el cementerio de San Rafael de Málaga. Déjeme preguntarle por ambos. ¿Quién fue Manuel Barreiro Rey?

Manuel es el hermano mayor de mi padre, nacido en Ferrol, auxiliar de oficinas y archivos de la Marina, encarcelado con tan solo 23 años, acusado de ser el promotor de la rebelión a bordo del buque Almirante Cervera en el Arsenal Militar de Ferrol en los actos de resistencia a la entrega del buque a las tropas sublevadas en los días del 19 al 21 de julio del 36, cuando tuvieron que entregar las armas por ser bombardeado el buque. Sufrió en solitario esta acusación que, por la gravedad de la petición, conllevaba la condena de pena de muerte, sin posibilidad de conmutación. A pesar de ello su padre y su familia intentaron durante casi tres años, el tiempo que duro la guerra, salvarle la vida. Estuvo nueve meses sentenciado a muerte y antes de cumplir los 26 años lo fusilaron en el espigón del mismo Arsenal, La Punta del Martillo, el 14 de marzo de 1939.

¿Quién fue Juan López de Gamarra Orozco?

Mi abuelo materno, malagueño, Secretario del Comité Directivo de la Agrupación Socialista de Antequera, de profesión practicante y movilizado como sanitario en el hospital de sangre de Málaga junto con mi abuela y mi tía, su hija mayor de 16 años que ejercieron de enfermeras en el mismo hospital, mientras mi madre al ser más joven estuvo ingresada en la Residencia Infantil de la UGT de la Enseñanza.

¿Y por qué fue fusilado Juan López de Gamarra?

Del sumario del abuelo Juan no he conseguido copia ya que consta desarchivado en el año 1982 o lo que es lo mismo extraviado porque no saben donde se encuentra. Hace ya tres años lo solicité al Tribunal Militar Territorial Segundo de Sevilla donde se supone que están archivadas las causas judiciales de esta región militar. Pero a día de hoy tendré que volver a repetir la petición documental ya que el personal del archivo no es el mismo. Cada vez que llamo, a pesar de que ellos dicen que son los mismos, ya no puedo ponerme en contacto con las personas que en otras ocasiones me ayudaban en la búsqueda. Por lo tanto, no sabemos exactamente dónde fue detenido y el tipo de acusación, aunque en la familia se cree que fue detenido en su casa al tener que regresar, al ser obligado a dar la vuelta a la altura de Motril, en la evacuación de Málaga, por la carretera de Almería, por la que escapó toda la familia por separado a la entrada en la ciudad de las tropas de Queipo de Llano y el general Borbón.

La acusación puede variar algo según el motivo de la detención. Puede variar entre rebelión militar, la más común, y auxilio a la rebelión. De momento sin la documentación hay muchas incógnitas sobre sus últimos días.

Creo que ustedes organizan cada año un viaje para recordar lo sucedido. ¿Quiénes acuden? ¿Cómo se organizan? ¿Por qué el viaje?

Esta pregunta es fruto de un error, ya que cuando el compañero de Madrid informó de la concentración que iban a realizar, suele ser en algunas ciudades cada mes, yo le respondí, “en Barcelona el 27 de marzo”, refiriéndome a la concentración que realizamos nosotros cada mes, también con la petición de Verdad, Justicia y Reparación por la anulación de los procedimientos judiciales del fascismo español

La familia no nos reunimos para conmemorar estos tristes hechos, principalmente porque vivimos dispersos en varias ciudades y al coincidir de forma casual el día del crimen de los dos, el 14 de marzo, con dos años de diferencia, y ser fusilados uno en Ferrol y otro en Málaga, esto complica bastante el encuentro. Pero el recuerdo de ellos va por dentro y ya que no tienen otro homenaje público como otras víctimas, desde el año pasado que tengo mi propia página les realizo el homenaje desde ahí, aunque el abuelo Juan, cuando acaben las obras del parque en el cementerio de San Rafael en Málaga donde fue fusilado, tendrá su monumento y estará en el listado de víctimas de lo que se encarga la Asociación Contra el Silencio y el Olvido por la Recuperación de la MH de Málaga de la que soy socia.

Y sobre su tío Manuel…

Sobre mi tío Manuel de Ferrol de momento no hay nada previsto todavía. Espero que algún día también se señale como lugar de Memoria el Arsenal Militar de Ferrol por haber tenido en su interior el campo de concentración de la Escollera y el espigón donde realizaban los fusilamientos, sobre todo al personal de la Marina. En el Arsenal de momento, salvo la petición de retirada de la estatua del genocida, que a mi me conste, y tengo mis contactos en la ciudad, nadie se ocupa de señalarlo como históricamente se merece por la envergadura de los hechos que allí tuvieron lugar, tanto por la resistencia de entrega de los buques como por ser prisión, lugar de interrogatorios y fusilamientos tanto judiciales como por los llamados paseos. Es un tema que tengo pendiente de resolver.

Habla usted de la “Verdad, Justicia y Reparación”. ¿Qué verdad aspira alcanzar?

La Verdad a la que aspiramos los que estamos en esto es al reconocimiento de los hechos históricos verídicos y de que se integren de una vez en todos los libros de texto y en los planes de estudios.

¿Cuándo se habrá alcanzado la Justicia que usted ansía?

Cuando los crímenes del fascismo español sean juzgados y anulados los procesos judiciales de estos tribunales.

Hablan ustedes de reparación. ¿A qué reparación aspira? ¿Cómo se puede reparar el dolor, la persecución, la represión, la muerte, el asesinato de los seres queridos?

La reparación quizás sea el concepto más complicado ya que reparar la muerte, así como las torturas, la perdida de media vida en prisión, etc. es imposible. La reparación deberá alcanzarse según los principios del Derecho Penal Internacional. Con el reconocimiento a la Verdad histórica, juzgados los crímenes y anulados los procesos judiciales en el caso de mis víctimas familiares, alcanzaría quizás esa ansiada reparación que en realidad no es más que una utopía, ya que el daño sufrido es imposible de reparar. Sin duda, en el caso del trabajo esclavo, las empresas que participaron y se beneficiaron del trabajo de los presos, así como los responsables de estas empresas, suponiendo que algunas sigan existiendo y los responsables de ellas aún vivan, sí se debería indemnizar tanto a los ex presos como a sus familiares, de no vivir ya aquellos, como ha ocurrido en Alemania, por ejemplo, teniendo en cuenta por lo demás que las cantidades serían, por mucho que se valoren, muy simbólicas puesto que entre los setenta y tantos años sin reconocimiento alguno y la explotación a la que fueron obligados no hay dinero que las pague.

Otro tema a tener en cuenta son las incautaciones de bienes y los niños robados del franquismo, así como la localización de los desaparecidos que siempre debería ser responsabilidad del Estado y no de las entidades memorialistas.

Hablan ustedes de víctimas. ¿A quienes consideran ustedes víctimas del fascismo español?

Las víctimas por supuesto son las personas que lo sufrieron ellos mismos. Pero, sin ninguna duda, víctimas también lo somos todos los familiares ya que hemos tenido que crecer y vivir con este daño irreparable en nuestras vidas, como también lo es toda la sociedad española aunque no sean conscientes de ello en su gran mayoría

Hablar de todos estos temas, dicen algunos, es volver a encender la llama de las dos Españas. ¿Es esa su opinión?

Habrá que hablar de estos temas mientras no estén juzgados debidamente los crímenes fascistas. La llama de la ultraderecha habrá que tenerla apagada a través de la justicia. Entre otras medidas debería ser delito penal la apología del “franquismo” o fascismo español en todas sus manifestaciones, así como a través de sus partidos políticos.

¿Cree usted, creen ustedes, que los gobiernos españoles han hecho lo suficiente para abonar la memoria de las personas que fueron asesinadas durante la guerra y la larga posguerra?

¡NO, tajantemente NO! Los diversos gobiernos no han hecho absolutamente nada. Ni siquiera algunos se han ocupado cuando tuvieron mayoría absoluta ya no de todas las víctimas ni siquiera de los de su propio partido político. Todavía hoy en día sigue ocurriendo. Todo está en función de lo que pueden abarcar las asociaciones de Memoria y el Estado como tal se limita a dar unas subvenciones para hacerse un lavado de cara

En su opinión, ¿en España se ha condenado claramente el franquismo?

No, nunca. Es imposible condenar algo que no ha sido juzgado. Como es natural antes hay que juzgar los crímenes y después condenarlos

¿Por qué hasta la fecha ningún miembro del aparato de Estado fascista español ha sido requerido por la Justicia?

Por que la ultraderecha española goza de buenos privilegios sociales, en este triste país están muy bien asentados dentro de su estatus social. Son realmente “los intocables”. Así como aún hoy en día a los nazis, en su tercera edad, nadie se cuestiona que sean criminales y siguen siendo buscados, en España, los fascistas españoles mayores, a una parte de la población, les parecen plácidos abuelitos. También es muy triste la tendencia de algunos sectores antifascistas que tienen la necesidad de justificar que sólo queremos enterrar a los nuestros, como si tuviéramos que pedir perdón por ello. Sin lugar a dudas, España tiene diferentes varas de medir los crímenes según se realicen dentro o fuera de nuestras fronteras.

Sin olvidar que el aparato judicial español está asentado en la creación del llamado “Nuevo Estado” y con sus leyes y estructuras seguimos viviendo. Esto unido a que muchos de ellos son los mismos y, cuando no, son sus descendientes, nos lleva a esta increíble situación de impunidad vergonzosa, a un país que pretende exportar una imagen totalmente falsa de lo que oculta en su historia.

¿Quiere añadir algo más?

Que las únicas heridas que están abiertas en este país son las de las víctimas y sus familiares. No existen ni nunca han existido otras. Toda esa verborrea es una falacia de la derecha para seguir manteniéndose en la impunidad. Gracias.

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.


http://www.rebelion.org/noticia.php?id=102578

Hablemos claro


Pedro A. García Bilbao, - 22 Marzo 2010 .






Ante la impunidad del franquismo y la propuesta de Iniciativa Legislativa Popular:


Pedro A. García Bilbao

Federación Estatal de Foros por la Memoria

Plataforma de Ciudadanos por la República.



La Iniciativa Legislativa Popular (ILP) de la memoria es el penúltimo y más novedoso intento de preservar la impunidad del franquismo, es una nueva mascarada, un nuevo engaño como lo fue la ley de memoria. Y no lo decimos porque tengamos una mala opinión de su promotor inicial, el profesor y jurista Miguel Ángel Rodríguez Árias, militante del PSOE. Cualquiera que le haya tratado podrá ver que es una persona sincera, entregada honradamente a su trabajo en la denuncia de los horrores franquistas. Ese no es el problema: como jurista y como ciudadano es alguien sin tacha, pero como estratega político en la lucha contra la impunidad, nuestro buen amigo Miguel Ángel es un desastre y esta es la cuestión principal: buenas intenciones mal llevadas pueden producir efectos contrarios a los que supuestamente se buscan. Su indudable buena fe está siendo utilizada por quienes pretenden precisamente todo lo contrario.

La propuesta oculta errores fatales y llevará inequívocamente a un nuevo fracaso, a más frustración. Es sencillo, está mal planteada y por ello no resulta extraño que numerosos de los promotores y defensores de la Ley de Memoria se hayan unido de forma entusiasta a su defensa. ¡Que curioso! Ahora la Ley de Memoria ya no tiene quien la defienda, ahora «todos» piensan que es mala o insuficiente. Algunos lo hemos dicho siempre, desde antes incluso que se promulgase, cuando en los debates previos y en las conversaciones en Moncloa entre gobierno y asociaciones se pudo ver que no habría ni verdad, ni justicia ni reparación. Constituye un verdadero escándalo que el golpe franquista siga siendo legal, los tribunales y las sentencias que condenaron a cientos de miles sigan siendo legales y que el franquismo siga impune. Como estas «deficiencias» de la ley no son aceptadas por la mayoría de la gente, hablar bien de la ley genera un desgaste político y un descrédito irremediable a quien lo haga. Pocos se atreven a hacerlo directamente, todo son eufemismos: «es un avance», «es un principio», cosas de ese tipo. Ya saben. Estamos en el siglo XXI, en 2010, han pasado más de 70 años desde la guerra civil y ahora tomamos como un esperanzador avance que nos dejen desenterrar a las víctimas y se concedan subvenciones para picos y palas; ¡no querrán ustedes —parecen decir algunos— que se declare ilegal el franquismo! ¿Tal vez dentro de otros 70 años? ¿No es hora ya de acabar con todo esto?

Y ahora es cuando entra en escena la ILP, un nuevo episodio en esta batalla. Básicamente la propuesta del profesor Rodríguez Árias consiste en realizar una propuesta de Ley que recoja la casi totalidad de las demandas del movimiento memorialista y luego presentarlo a las Cortes. Sencillo ¿verdad? Suena bien sin duda, pero si analizamos los detalles las cosas son distintas. Podemos encontrar dos tipos de problemas; los que tienen que ver con el contenido y los que tienen que ver con la estrategia para llevarla adelante.

La iniciativa de nueva ley se basa en la idea de que las víctimas del franquismo exigen verdad, reparación y justicia, algo que todavía no se ha logrado como cada día es más obvio. ¿Y cómo se caracterizan los crímenes franquistas? Los conceptos que se emplean en la propuesta son los de «genocidio» y «desaparecidos». Estos términos pueden emplearse en un lenguaje coloquial para referirnos a las atrocidades franquistas, pero si lo que deseamos es hablar con propiedad, el término clave es «crímenes contra la humanidad», precisamente el que es expresamente abandonado en la ILP. Crímenes contra la humanidad es el cargo por el que se lograron las condenas en Núremberg, es la figura recogida en la legislación internacional para caracterizar hechos monstruosos como los llevados a cabo por los nazis, los fascistas… y los franquistas. Hemos de recordar que la expresión «contra la humanidad» tiene su origen en un alegato del fiscal Jackson en Núremberg; señaló en su día el fiscal que muchos crímenes nunca sería posible probarlos porque los asesinos se ocuparon de matar a todos las víctimas y testigos, las dimensiones y la intensidad de las agresiones fueron tan grandes que hubo miles y miles de casos que desconoceremos, pues ni los cuerpos quedaron para atestiguarlo: ¿significaría esto que habría que renunciar a juzgar a los culpables pues nada podría acusarles de acuerdo con el tratamiento normal de los crímenes en los códigos penales usuales? En modo alguno, hay crímenes que debemos considerarlos cometidos contra la humanidad y nosotros, los que los denunciamos, tenemos derecho a hacerlo y a exigir justicia en nombre de todos contra estos criminales. Los crímenes contra la humanidad no prescriben nunca e incluyen acciones como el secuestro, la tortura, la desaparición, etc. Es, por todo ello, un verdadero error hablar de genocidio y desaparición forzosa en relación al golpe, la guerra y la dictadura franquista si lo que queremos es caracterizar penalmente el franquismo y sus prácticas: con esas palabras nunca se logrará una condena, jamás prosperará una denuncia. Para afrontar la lucha por la verdad y la justicia, las cosas son sencillas. ¿qué concepto temen los franquistas, sus cómplices y sus encubridores actuales? El de crímenes contra la humanidad. En el fondo del mal uso de los términos hay una voluntad de confundir. Desaparición forzosa nos recuerda a Argentina y Chile, es decir descontextualiza al franquismo de su entorno histórico e ideológico natural, Europa y los fascismos. No quiero decir con esto que el promotor de la ILP quiera engañar a la gente conscientemente; desde su punto de vista de especialista en derecho internacional, cree haber encontrado algún resquicio para emplear esos términos, pero es un cálculo arriesgado y que podemos calificar de fallido. Recientemente, la Audiencia Nacional condenó a un golpista y torturador argentino y en la sentencia se explica con toda claridad que se le condenaba por «crímenes contra la humanidad» y que si se hubiera empleado otra figura («desapariciones, genocidio», por ejemplo) no se hubiera logrado una condena.

Hay otro elemento clave en el tratamiento que le da la ILP a los crímenes franquistas: la renuncia a que sean juzgados los crímenes franquistas y condenados los culpables, sus cómplices y el entorno actual de encubridores necesarios para mantener la impunidad hasta hoy. Miguel Ángel ha dicho en numerosas ocasiones que cree que no es posible una condena penal del franquismo y sus crímenes. Le entiendo perfectamente. La mejor prueba de ello es que hoy se juzga por prevaricación a un juez que se atrevió a dar tratamiento de encausado a Franco y otros altos cargos franquistas. Se le acusa de no respetar la Ley de memoria y la Ley de Amnistía de 1977. Es decir, de actuar a sabiendas de la existencia de dos elementos del ordenamiento legal español que eximen al franquismo de toda responsabilidad. Este hecho demuestra que todo el planteamiento de la ILP es erróneo. Si se considera sinceramente como ilegal y criminal al franquismo y sus prácticas asesinas, debe emplearse con claridad el tipo penal correcto, «crímenes contra la humanidad» y, si se observa, como es el caso, que la impunidad del franquismo se basa en la ley de amnistía del 77, el paso siguiente es denunciarlo políticamente y exigir que sea derogada tratando a sus defensores como lo que son: encubridores necesarios del franquismo, encubridores que no se han muerto y que siguen ocupando sus escaños de diputados en las Cortes actualmente. Ah, claro, pero eso es otro problema en que ni Rodríguez Árias y la sorprendente alianza de intereses que apoya su iniciativa desean afrontar. Por cierto, es hora de exigir públicamente a los diputados de las Cortes que se autoconsideren de izquierda que aclaren su posición en esto. ¿Para cuando una declaración firme y acciones consecuentes denunciando la ley de amnistía y su carácter de ley de punto final? No nos basta su opinión, el hecho es la posición legal que se expresa en el procesamiento de Garzón, eso sí es una opinión que debe ser combatida donde se puede combatir, políticamente y en las Cortes. La inmunidad parlamentaria está para estas cosas, Sr. Llamazares, para jugarse el tipo así.

El otro problema en la ILP es la forma escogida para sacar adelante la iniciativa. Lo de «iniciativa legislativa popular» es una posibilidad reconocida por las leyes españolas para que los ciudadanos, unidos en número suficiente, puedan presentar proyectos de ley a las Cortes. Esto suena muy bien, aires de fronda, de rebelión, de movimiento ciudadano dispuesto a luchar por la verdad, la reparación y la justicia. ¿Y qué camino se le propone a tantos miles de ciudadanos dispuestos a luchar? Pues nada menos que un camino ciego, un callejón sin salida. Las iniciativas legislativas populares exigen medio millón de firmas (500.000 firmas) recogidas con todo rigor, a través de una estructura ligada a las juntas electorales, con apoderados/fedatarios incluidos. Esto significa que no vale cualquier firma en cualquier sitio. Todo el esfuerzo exige una gran estructura humana y territorial para lograr en un plazo máximo de nueve meses el gran número de firmas. Supongamos que se consiguen, harto improbable con los recursos disponibles. Pues bien, la propuesta de ley llegaría en primer lugar a la Mesa del Congreso de los Diputados, y una vez allí podría pasar a un pleno para su discusión y votación. En 1996, una ILP presentada para lograr las 35 horas logró reunir 700.000 firmas; el pleno apoyo de CC.OO y una Izquierda Unida con 21 diputados lo hizo posible. Es conocido el resultado, se votó y fue rechazada por 161 votos contra 145. El gobierno de entonces (PP) ni se dignó acudir a la votación, todo duró unas horas. Si eso ocurrió entonces ¿quién nos asegura que no volverá a ocurrir lo mismo? Nadie. Es más, los mismos promotores de la actual ILP reconocen que no hay probabilidades de que sea tenida en cuenta. ¿entonces por qué se presenta? Respuesta: para hacer campaña en la prensa. Una campaña que tendrá por protagonistas y actores imprescindibles a algunas de las mentes preclaras que apoyaron en su día la ley de memoria. Mirad los nombres, ahí están, son los mismos.

Esto tiene todo el aspecto de ser un intento más de poner fin a la lucha contra la impunidad del franquismo. Se quiso dar carpetazo político con la Transición, pero miles de fosas comunes lo han impedido; se intentó dar un carpetazo jurídico, con la aventura de Garzón, y ahora la extrema derecha política y hasta la judicial le tienen procesado; se intentó un carpetazo legal con la ley de memoria, con un rotundo fracaso, y ahora se nos viene con el intento de quemar a todo el movimiento en una nueva aventura, el carpetazo ciudadano. Es algo similar a las carreras en un canódromo, ¡todos a correr tras una liebre mecánica, imposible de alcanzar, hasta que no quede nadie en la carrera!

Todo esto es una inmensa locura. Había otros caminos, por supuesto. Hay diputados que podrían asumir la defensa de una propuesta redactada a través de una gran acción popular, con la participación de asociaciones ciudadanas, ¡son tantas las cosas que se podrían haber hecho! ¡tantas las cosas que aún se pueden hacer! Pero para actuar con la contundencia que el reto de la impunidad del franquismo supone hay que tener unas cuantas ideas claras y una posición política inequívoca ante ese gran fraude que fue la Transición. Y eso es algo que no todos tienen.

Hay contradicciones. ¿Lo dudan? Se reconoce que la ley de memoria es mala e insuficiente, pero los mismos que la apoyaron, ahora defienden esta nueva iniciativa, exactamente los mismos. Se reconoce que es necesaria la verdad, la reparación y la justicia pero se renuncia expresamente a enjuiciar y condenar penalmente los crímenes franquistas. Se da la palabra a las víctimas pero se les exige que hablen de términos y conceptos que no condenaran a los verdugos. Se le quiere dar un escrupuloso tratamiento legal, pero se escogen tipos penales que nunca podrán ser utilizados con probabilidades reales de que sean aceptados. Se reconoce la imposibilidad de lograr condenas, pero no se denuncian las leyes que las niegan (la de Amnistía de 1977, por ejemplo). Se denuncia con dureza la falta de justicia y hasta la impunidad del franquismo, pero no se exige la aplicación en España de las leyes internacionales que podrían condenarlo y que, además, han sido firmadas por el estado espñol y en realidad son de obligado cumplimiento, algo completamente olvidado por la fiscalía del estado. Se reconoce que la iniciativa no tiene ninguna probabilidad de ser aceptada por las Cortes, pero no se duda en arrojar a las calles a miles de personas para reunir una gigantesca cantidad de firmas que exigen un complejo protocolo de recogida: es una aventura condenada.

Hay motivos sobrados para calificar de trampa esta iniciativa legislativa popular. No es un problema de la voluntad de su promotor, puede estar sencillamente equivocado, pero han sido tantos años de abandono, de soledad, tan grandes el dolor, la frustración y la necesidad de justicia de tantos miles y miles de ciudadanos, que incluso una posibilidad engañosa y absurda como ésta puede recibir muchos apoyos bienintencionados. A todos ellos debemos hacerles llegar un mensaje claro. Este no es el único camino, ni es la última batalla. Somos muchos los que estamos librando un combate por la verdad, la reparación y la justicia y no nos hemos rendido, ni vamos a hacerlo.

Es comprensible que los que pactaron la Transición con los franquistas, negaron a la República en 1977 y basaron la democracia en la impunidad del franquismo, tengan miedo a que la memoria se abra paso y a que las contradicciones les estallen en la cara. Muchos de ellos han puesto sus nombres al lado de esta iniciativa legislativa popular. Si desean enmendar sus errores, deben saber que este no es el camino. La lucha por la Memoria y la Lucha por la República están indisolublemente unidas y en ella hay que actuar con vocación de unidad, con claridad y con firmeza. En esto estamos muchas personas y organizaciones como la Federación Estatal de Foros por la memoria y la Plataforma de Ciudadanos por la República, no estamos solos, cada día crece el número de los que gritan ¡basta! La lucha contra la impunidad del franquismo es también la lucha por lograr reconstruir el espacio de la izquierda y con caminos falsos como esta ILP no van a lograr impedir que este combate vaya adelante.

Crónica de la Jornada y de la concentración celebrada en Málaga los días 20 y 21 de marzo de 2.010.


El sábado 20 de marzo se ha celebrado en el centro cívico de la Diputación Provincial de Málaga (antiguo colegio de la Misericordia) una jornada-debate, organizada por el Foro por la Memoria de Málaga y de Andalucía, con el objetivo de que las personas ajenas a la organización pudieran conocer de primera mano sus actividades, objetivos y proyectos futuros, además de aportar sus propias experiencias e inquietudes. Donde se entregó material informativo, como es el ideario de la Federación Estatal de Foros por la Memoria, comunicados, campañas y últimas acciones realizadas por las distintas asociaciones.



Las jornadas dieron comienzo a las 11:30h. donde primeramente se dio paso a explicar a los asistentes como se constituyó las asociaciones, haciendo un breve resumen de cuáles son sus objetivos que están marcados en el ideario de la Federación Estatal de Foros por la Memoria.



A continuación se procedió a las charlas explicativas sobre las campañas “Sin Justicia no hay Memoria, No al Protocolo de Exhumaciones de la Junta de Andalucía” y “Verdad, Justicia y Reparación para las víctimas del franquismo”. Haciendo hincapié en la necesidad de que la justicia no puede quedarse al margen del proyecto de la recuperación de la memoria histórica, ya que estamos construyendo un modelo de estado basado en la impunidad de los crímenes cometidos sobre las personas que lucharon por la libertad y la democracia.



También se resaltó que hay que diferenciar que en España los crímenes cometidos por el franquismo fueron crímenes contra la humanidad y no calificarlos erróneamente como genocidio, que es como se ha venido escuchando últimamente. Y para ello se realizó un breve repaso de los Principios emanados de los Tribunales de Nuremberg, que hoy en día están considerados como Derecho Internacional de obligado cumplimiento.



La mañana concluyó con una exposición de todos los trabajos realizados por la asociación Foro por la Memoria de Málaga en la provincia, y anunciando proyectos futuros, las diferentes actividades con otros colectivos, y destacar por último la necesidad de la implicación de los jóvenes, que de hecho algunos expusieron por primera vez sus ideas y sus pensamientos en relación a la educación que se imparte hoy en día en las escuelas.



Por la tarde se continuó con la proyección de diapositivas sobre las diferencias, en cuanto a metodología se refiere, del trabajo realizado en Villanueva del Rosario frente al desarrollado en la fosa de San Rafael.



Las jornadas concluyeron con el vídeo “El Muro de los Olvidados”, del cineasta Joseph Gordillo.



El acto fue valorado como muy positivo, ya que contó con una alta participación de todos los asistentes que derivaron en ricos debates. Nos alegramos, sobre todo, porque muchos de los asistentes fueron movidos por sus inquietudes y curiosidad de saber más y de que manera implicarse.



A la mañana siguiente, domingo 21 de marzo, nos volvimos a concentrar bajo los lemas Verdad, Justicia y Reparación para las víctimas del franquismo” y “Sin Justicia no hay Memoria, No al Protocolo de Exhumaciones de la Junta de Andalucía”, esta vez en la plaza de la Marina en Málaga. Dando continuidad al trabajo realizado en las jornadas del día anterior, y volver de nuevo con nuestra labor informativa sobre las campañas de recogida de firmas contra dicho protocolo de exhumaciones elaborado por la Consejería de Justicia y presentado a finales de 2009, y también para obligar al Parlamento español a anular todas las sentencias y tribunales franquistas.



Tanto las jornadas como la concentración fueron amenizadas con música, y concluyeron con la presencia de Alberto Cano que nos deleitó con su rap. Anteriormente se procedió a la lectura de la carta de un preso antes de ser ejecutado.



Fue una lástima no poder contar con unas condiciones climatológicas más favorables.



para ver fotografías de las jornadas y concentracion. http://www.memoriahistoricamalaga.org/galeria.php?galeria=59

lunes, 22 de marzo de 2010

España debe poner fin a la amnistía por atrocidades cometidas durante la era de Franco


Human Rights Watch, 19-03-2010 - 20 Marzo 2010 .Investigar al magistrado que cuestionó la amnistía menoscaba el estado de derecho


Washington, DC) – Las autoridades españolas deberían cumplir la recomendación de las Naciones Unidas de poner fin a la ley de amnistía de 1977, en lugar de investigar a un magistrado que busca la rendición de cuentas por los abusos del pasado, señaló hoy Human Rights Watch.

El Magistrado de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón está siendo investigado penalmente por indagar 22 casos de presuntas detenciones ilegales y desapariciones forzadas de más de 100.000 víctimas, ocurridas entre 1936 y 1951. Los tribunales españoles han impedido sistemáticamente las investigaciones sobre abusos cometidos durante la guerra civil que sufrió el país (1936-1939) y la dictadura del General Francisco Franco (1939-1975), invocando una ley de amnistía de 1977 que se aplica a todos los delitos “de intencionalidad política” cometidos antes de diciembre de 1976. Uno de los principales argumentos en contra de Garzón es que en su investigación sostuvo que la ley de amnistía no se aplicaba a los delitos de lesa humanidad.

“Los tribunales españoles, que se han distiguido por no investigar denuncias de delitos aberrantes cometidos en el pasado, curiosamente hoy están siendo activos en la investigación de un magistrado que buscó impulsar la rendición de cuentas por esas atrocidades”, afirmó José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch.

El Tribunal Supremo está llevando a cabo una investigación penal para determinar si Garzón incurrió en el delito de prevaricación. Un magistrado del Tribunal Supremo afirmó que Garzón no había aplicado la ley de amnistía de 1977 a los casos de desapariciones forzadas, y que no existen fundamentos de derecho internacional para impedir que estos delitos se beneficien de la ley de amnistía. Garzón apeló esta decisión y la apelación se encuentra pendiente.

Conforme al derecho internacional, los gobiernos tienen la obligación de garantizar a las víctimas de violaciones de derechos humanos un recurso efectivo, incluidas la justicia, la verdad y reparaciones adecuadas. El Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (PICDP), ratificado por España en 1977, dispone específicamente que los gobiernos tienen la obligación “de garantizar que toda persona cuyos derechos o libertades… hayan sido violados [pueda] interponer un recurso efectivo”.

En 2008, el Comité de Derechos Humanos de la ONU, encargado de supervisar el cumplimiento del PIDCP, instó a España a derogar la ley de amnistía de 1977 y a garantizar que los tribunales nacionales no apliquen plazos de prescripción a los delitos de lesa humanidad. El Tribunal Europeo de Derechos Humanos determinó en 2009, como principio general, que las leyes de amnistía son generalmente incompatibles con la obligación de los estados de investigar los actos de tortura o barbarie.

Human Rights Watch ha reconocido la contribución de la labor del Magistrado Garzón para obtener justicia por atrocidades cometidas en todo el mundo. En una iniciativa histórica, Garzón aplicó el principio de jurisdicción universal para acusar al dictador chileno Augusto Pinochet por el homicidio y la tortura de miles de personas, lo cual permitió la detención de Pinochet en Londres en 1998. Su detención fue clave para impulsar que el sistema de justicia chileno juzgara los abusos del pasado. Asimismo, a solicitud de Garzón, fue posible la extradición desde México de Ricardo Miguel Cavallo, un ex militar argentino implicado en la comisión de atrocidades durante la dictadura militar. Cavallo fue extraditado a España en 2003 acusado de genocidio y terrorismo, y finalmente fue enviado a Argentina para ser juzgado por los tribunales de ese país.

“La interpretación rigurosamente ajustada al derecho internacional realizada por Garzón ha ayudado a promover la justicia por violaciones graves de derechos humanos cometidas en otros países”, expresó Vivanco. “Es irónico que España no esté cumpliendo con los estándares que Garzón ayudó a hacer cumplir en el extranjero”.

viernes, 19 de marzo de 2010

El rigor informativo y la teoría del entorno [De ciudadano a "etarra" y de nuevo ciudadano ...]


El rigor informativo y la teoría del entorno [De ciudadano a "etarra" y de nuevo ciudadano ...]
A uno le despiertan a la 1:00 de la mañana, sin comerlo ni beberlo, convertido en un "etarra" y con su foto en portada de todos los grandes medios de comunicación. No es la primera vez que esto ocurre.
Joseba Fernández/Antikapitalistak | Para Kaos en la Red | 17-3-2010
Joseba Fernández González (Militante de Antikapitalistak-Izquierda Anticapitalista)

A uno le despiertan a la 1:00 de la mañana, sin comerlo ni beberlo, convertido en un etarra y con su foto en portada de todos los grandes medios de comunicación. No es la primera vez que esto ocurre (o episodios muy similares), y me temo no que será la última. El rigor y la veracidad de los mass media de este país está a la altura del barro. Lo que me ha pasado a mí no pasa de mera anécdota, en comparación con otras situaciones. Ahí tenemos, entre otros muchos, los ejemplos de lo ocurrido con el caso del intento de golpe de Estado en Venezuela en 2002 o la patética sumisión de todos los grandes medios a la versión oficial tras el atentado del 11 de marzo de 2004 en Madrid. Pero también tenemos el ejemplo cotidiano del tratamiento informativo a muchos casos de eso que llaman la “lucha antiterrorista”. Un tratamiento que, en muchas ocasiones, responde al criterio de la emergencia, del sempiterno servilismo a la “razón de Estado” y a la criminalización oportunista de cualquier tipo de acción social alternativa y antagonista. Ahí están los casos de Egunkaria, del sumario 18/98, de las movilizaciones anti-TAV y de tantas otras.

Sin embargo, esta ausencia de una prensa profesional que, de verdad, ejerza el necesario control sobre los poderes públicos (y los poderosos) no camina sola. Es el triste reflejo de la descomposición de la democracia española. Una democracia que, surgida tras esa “plácida, pactada y ejemplar” Transición, no deja de asombrar con sus continuos retrocesos. Ahí está, sin ir más lejos, el caso de ese juez “modélico” sometido ahora a las presiones de esa derecha extrema que todavía mantiene la capacidad de marcar la agenda política. O, sencillamente, el engendro jurídico y la aplicación torticera y chapucera de esa teoría jurídica del “entorno”.

El estrambótico caso en que me he visto envuelto en el día de hoy no deja de ser una anécdota. Una anécdota que, eso sí, daña gravemente derechos personales y que, tras las oportunas medidas, deberían ser reestablecidos. Pero también es, sencillamente, la constatación del nivel periodístico de unos medios de información que (en algunos casos) aún no han sido capaces de rectificar y ofrecer correctamente la información de lo ocurrido la pasada noche. Por cierto, nuevamente asumiendo todas las informaciones oficiales, y sin atender a los necesarios criterios de prevención a la hora de dar las noticias, tal y como están haciendo algunos medios franceses.

En fin. Queda la sensación de impotencia, de desnudez frente al poder omnímodo de la imagen. Y queda la vulnerabilidad frente al trabajo mal hecho, la falta de rigor y los prejuicios del “profesional” de turno. Nada nuevo bajo el sol, por otra parte. Sensacionalismo, amarillismo y superficialidad aplicadas a la comunicación política. De eso sabemos mucho quienes seguimos creyendo que otros medios son necesarios para otra democracia posible.

http://www.anticapitalistas.org
KAOS. ANALISIS DE LA COMUNICACIÓN

|17-03-2010


Una confusión convierte en 'etarra' a un joven durante unas horas

La agencia EFE difundió una fotografía errónea del etarra detenido ayer en Francia

EL DIARIO VASCO

Sopresa mayúscula fue la que se llevó anoche Joseba Fernández González cuando vió que su fotografía ilustraba en varios medios de comunicación la noticia del etarra detenido tras el tiroteo que acabó con la vida de un gendarme francés.

Tal y como publica ELCORREO.COM, Joseba Fernández González no ha decidido aún si tomará acciones legales. La víctima de este error no salía de su asombro, más aún cuando la fotografía utilizada retrata al entonces miembro de EB en una reunión de Elkarri.

La agencia de noticias, que posteriormente rectificó, había transmitido esta imagen identificándole como el etarra detenido, Joseba Fernández Aspurz.

Joseba Fernández González llamó de inmediato a la agencia y luego explcó el malentendido en su perfil en Facebook: "acabo de llamar a Efe y dicen que han visto el nombre, lo han buscado en Google y como aparecía que había estado en 'organizaciones' pues han metido una foto mía". [MADRE MÍA COMO ESTA EL MANICOMIO]



|17-03-2010



Este martes, un brigada de la Policía francesa fallecía en un tiroteo, en Dammarie-les-Lys, con tres miembros de ETA.

La agencia Efe sacaba de forma inmediata la noticia para todos sus abonados y, en su búsqueda de la foto de uno de los etarras que participaron en el tiroteo, de nombre Joseba Fernández Aspurz, coló la imagen de Joseba Fernández González, un ciudadano vasco que milita en 'Izquierda Anticapitalista' y que nada tiene que ver con la banda armada.

El joven escribía en su muro de Facebook:

"Yo no he sido... qué fuerte..."

Poco después el joven llamó a EFE para poner fin al error y actualizaba su muro en la red social:

"Acabo de llamar a Efe y dicen que han visto el nombre, lo han buscado en Google y como aparecía que había estado en 'organizaciones' pues han metido una foto mía"

La agencia ya había recibido la llamada de una persona anónima alertando de la confusión en la identificación y ya se había puesto en marcha para avisar a los abonados del error en el que habían incurrido con la imagen.

"NO SALGAS A LA CALLE"

A los comentarios de Joseba Fernández sobre esta fama inesperada -"acojonante estar en todos los periódicos...", escribía"- sus familiares y amigos respondían en su tablón:

"Joder tronco había tenido un malo malísimo en mi casa...coño que sensación"

"Joseba que fuerte tío! Que vas a hacer? Acaban de utilizar tu imagen....estoy flipada"

"Mañana no salgas a la calle, como te vea Rubalcaba lo vas a flipar...jaja"

jueves, 18 de marzo de 2010

CONCENTRACIÓN:VERDAD, JUSTICIA Y REPARACIÓN PARA LAS VÍCTIMAS DEL FRANQUISMO y SIN JUSTICIA NO HAY MEMORIA, NO AL PROTOCOLO DE LA JUNTA DE ANDALUCÍA.


VERDAD, JUSTICIA Y REPARACIÓN PARA LAS VÍCTIMAS DEL FRANQUISMO y SIN JUSTICIA NO HAY MEMORIA, NO AL PROTOCOLO DE LA JUNTA DE ANDALUCÍA.

El domingo 21 de marzo a las 11:30 h. El Foro de Andalucia, junto al Foro por la Memoria de Málaga, volvemos a concentrarnos bajo los lemas "SIN JUSTICIA NO HAY MEMORIA. NO AL PROTOCOLO DE EXHUMACIONES DE LA JUNTA” y "VERDAD, JUSTICIA Y REPARACIÓN PARA LAS VÍCTIMAS DEL FRANQUISMO". Para continuar con nuestra protesta contra el protocolo de exhumaciones aprobado por la Consejería de Justicia y Administración Pública de Andalucía, ante el cual nuestra organización presentó valoraciones y que no fueron tenidas en cuenta, y con nuestra campaña a nivel nacional, impulsada por la Federación Estatal de Foros por la Memoria, consistente en celebrar concentraciones a las puertas de los máximos órganos judiciales, respectivamente.
Ya que debemos exigir que la justicia no puede quedarse al margen de las exhumaciones, porque las fosas en las que se encuentran ilegalmente inhumadas las víctimas de la represión franquista deben ser levantadas de acuerdo con la legislación internacional de derechos humanos, por lo que deben ser los Jueces de Instrucción los que acuerden las medidas oportunas para ese levantamiento, todo ello en el marco de la investigación de los delitos que cometieron las personas que ejecutaron, directa e indirectamente, a los allí inhumados. Por eso nos concentramos y seguiremos concentrándonos hasta que la justicia quiera acabar con la impunidad de los crímenes del franquismo, empezando por anular la Ley de Amnistía de 1977.

Porque a esto, tenemos que añadir el intento de amedrentar, mediante el procesamiento del juez Garzón, a los jueces de primera instancia, dispuestos a iniciar procedimientos para esclarecer, en sus jurisdicciones, los crímenes cometidos por el franquismo (amén de otras lecturas que puedan hacerse de este hecho). Se está tratando de evitar, por todos los medios, que la lucha contra la impunidad se abra paso, ya que pone en peligro privilegios e intereses de los actuales poderes fácticos. En ese contexto es en el que nos tenemos que mover y en el que nos tenemos que movilizar.

La Legislación Penal Internacional se basa en tres derechos: el Derecho a la Verdad, el Derecho a la Justicia y el Derecho a la Reparación. Tal como hemos visto a lo largo de los años, la falta de voluntad política y la pervivencia en numerosas instituciones del estado –en especial, en la judicatura, en las fuerzas armadas y en las de orden público- de verdaderos herederos biológicos e ideológicos del franquismo -con la bendición de la jerarquía de la Iglesia Católica, por supuesto- están impidiendo que ninguno de estos tres derechos se haga efectivo. No quieren que se haga justicia con las víctimas de la ilegal -y condenada por la ONU, por su carácter fascista- dictadura del general Franco.

Por todo ello, volvemos a exigir VERDAD, JUSTICIA Y REPARACIÓN PARA LAS VÍCTIMAS DEL FRANQUISMO.

SIN JUSTICIA NO HAY MEMORIA.


NOTA: para consultar el lugar exacto de la concentración consultar el siguiente enlace:
http://www.foroporlamemoria.info/2010/03/jornadas-a-celebrarse-los-proximos-dias-20-y-21-de-marzo/

miércoles, 17 de marzo de 2010

Una carnicería llamada Transición


Publico.es
Una carnicería llamada Transición
Un libro revisa el contexto violento del proceso democrático
CARLOS PRIETO - MADRID - 17/03/2010 08:00


La Transición explicada a los españoles: muerto Franco, los políticos de izquierdas y de derechas se reunieron una tarde en un tipi en el bosque, se fumaron unos porros, olvidaron de golpe sus diferencias y anunciaron a la pasmada ciudadanía que España se iba convertir, como por arte de magia, en una democracia... ¿O no?

El mito de la transición pacífica gestionada por unos estadistas con dotes sobrenaturales se ha exagerado tanto que cualquier parodia se queda corta y cualquier refutación puede provocar más de un paro cardiaco.

En efecto, estupor es la palabra que mejor define la sensación provocada por la lectura de La transición sangrienta (Península), del periodista de investigación Mariano Sánchez Soler, un repaso a la violencia salvaje del proceso que pone muy en entredicho la historia oficial.

"Los muertos de esos años están vinculados al cambio"
"La violencia política de esos años está totalmente ligada al cambio histórico", explica Sánchez Soler a Público. "Los asesinatos se disparan tras la muerte de Franco, se incrementan antes de la toma de decisiones políticas decisivas y descienden bruscamente cuando se da por zanjado el proceso democrático", aclara.

Unas cifras de susto
Las cifras aportadas por Sánchez Soler hablan por sí solas: entre 1975 y 1983, se produjeron 591 muertes por violencia política (terrorismo de extrema izquierda y extrema derecha, guerra sucia y represión). Nada menos que 188 de los asesinados, los menos investigados, entran dentro de lo que el autor denomina violencia política de origen institucional. "Son los actos desplegados para mantener el orden establecido, los organizados, alentados o instrumentalizados por las instituciones del Estado. Te pongo un ejemplo: al estudiante Arturo Ruiz lo mató en 1977 un miembro de los guerrilleros de Cristo Rey de los que ayudaban a la policía a reprimir las manifestaciones. Es lo que entonces se llamaban grupos de incontrolados", explica.

Los atentados de origen institucional causaron 188 víctimas mortales
Incontrolados, un término nada inocente. "La Audiencia Nacional limitó su alcance político al calificarlos como grupos no adscritos, pese a que eran organizaciones con nombres, siglas y objetivos muy claros: Fuerza Nueva, Falange Española de las Jons o Hermandad de la Guardia de Franco, entre otras. Al contrario, el terrorismo de izquierdas estaba perfectamente catalogado", cuenta.

Una de las consecuencias del mantenimiento pactado de ciertos aparatos e instituciones del antiguo régimen fue que "en los casos Atocha, Montejurra, Arturo Ruiz y Yolanda González no se investigara la participación directa de funcionarios del Estado o sus conexiones con algunos de los procesados", explica el autor, para el que la violencia política institucional fue "un arma instrumentalizada para garantizar los pactos entre la derecha posfranquista en el poder, que la utilizó como contrapeso para controlar el proceso, y la oposición de izquierdas".

Cargas policiales en manifestaciones
La conflictividad social es otra de las claves de la carnicería. En el año 1977, la policía cargó contra 788 manifestaciones en España, el 76% del total. Había que controlar las calles. "El orden público fue un factor determinante de la Transición. Sirvió para frenar a la izquierda, que entró en el juego y renunció a las calles, donde se producían las reivindicaciones más fuertes. El cambio del franquismo a la democracia debía hacerse con el menor coste político y económico", explica.

El mito de la transición maravillosa como proceso político a exportar se desmorona. "Los hechos lo desmienten tajantemente. Es propaganda pura y dura. Ya es hora de que nos preguntemos por qué las transiciones a la democracia de, por ejemplo, Portugal y Grecia tuvieron muchas menos víctimas que la española", zanja.

RECORDATORIO JORNADAS FORO POR LA MEMORIA DE MÁLAGA


El Foro por la Memoria de Málaga le invita a la Jornada que van a celebrar los próximos días 20 y 21 de marzo.

Lugar: centro cívico de Diputación Provincial de Málaga (antiguo colegio de la Misericordia).

Día 20

Comienzo de las jornadas de 11.30 h. a 14 h.

11.30- Dará comienzo la asamblea:

1-Información sobre quiénes somos y cuáles son nuestros fines

2-verdad, justicia y reparación para las víctimas del franquismo

3-protocolo exhumación de la junta de Andalucía y postura de la conserjería de justicia

Receso 10´

4-proyectos realizados y en los que estamos trabajando

5-organización de los foros a nivel provincial

6-la juventud y la memoria historica

7-ruegos y Preguntas

Descanso, se reanudan las jornadas a las 4.30h.

1-exposición power point exhumación Villanueva del Rosario y Málaga

2-charla debate (participación todos los asistentes)

3-proyección película “el Muro de los Olvidados”
Del cineasta Joseph Gordillo.

4-charla debate (participación todos los asistentes)

Finalización de la jornada día 20/3/2010.

En esta jornada estará habilitada una mesa para recoger las firmas para la anulación de los procedimientos franquistas y contra el protocolo de exhumaciones para todos aquellos que quieran sumarse a estas iniciativas.

Día 21/3/2010

Concentración verdad, justicia y reparación para las víctimas del franquismo y contra el protocolo de Exhumaciones de la Junta de Andalucía.

Hora: 11.30
Lugar: Plaza de la marina, ante la posibilidad que nos fuese denegado el lugar se trasladaría a la entrada de Calle Larios (justo en frente de la plaza de la Marina)

Información sobre estos dos puntos básicos de la concentración, que estará amenizado con música y si es posible contaremos con la presencia de Alberto Cano que nos deleitará con su rap.

Se leerá la carta de un preso antes de ser ejecutado.

Información sobre el monumento a los marineros del crucero Baleares.

martes, 16 de marzo de 2010

“Sombra, niebla y tiempo” se adentra en los métodos represivos del franquismo







Javi Álvarez – laRepúblicaCultural.es, 12-03-2010 - 13 Marzo 2010 .






Juan Caunedo presenta un documental de memoria viva con historias ocultas y silenciadas, producido por el Foro por la Memoria de la Comunidad de Madrid y Producciones Latigazo


Ayer tarde tuve la oportunidad de asistir en los cines Golem de Madrid al estreno de la película documental Sombra, niebla y tiempo que ha dirigido Juan Caunedo Domínguez y que ha sido producido por El Foro por la Memoria de la Comunidad de Madrid y Producciones Latigazo, subvencionada por el Ministerio de la Presidencia del Gobierno de España y con la colaboración del Centro Social La Embajada en el que se han rodado todos los interiores. Su presupuesto ha sido de 20.000 euros. Es una lástima que este sea el único pase y que no se hayan establecido otros días de proyección.

La proyección la presentó José María Pedreño, presidente de la Federación Estatal de Foros por la Memoria. Comenzó recordando que hoy es 11-M, un día triste, de homenajes. Habló del que ha tributado esta mañana el Congreso de los Diputados a las víctimas y familiares de aquellos atentados y citó las palabras de José Bono durante el mismo: “La herida la tenemos abierta todos los españoles”. A los del Foro por la Memoria, sin embargo, se les pide que no reabran heridas. Las víctimas del franquismo no han tenido homenajes. No hay Verdad, ni Justicia, ni Reparación para ellas. Piden un reconocimiento público y que se sepa qué ocurrió, quién lo hizo, cómo lo hizo y sobre quién se hizo. Después de 70 años no se saben aún los nombres de quienes siguen estando en fosas comunes; sus familias no conocen el lugar donde descansan sus restos para poder llevarles unas flores. El régimen de Franco se encargó de producir niebla sobre todos estos hechos con la intención de generar un olvido colectivo que aún hoy perdura. Dice Raúl Martínez en el documental que “la Dictadura, con esta represión, buscaba un desarme ideológico de las clases sociales más combativas”. Está pendiente aún el rearme.

Pedreño habló que el origen del documental está en unas jornadas de debate celebradas en el Círculo de Bellas Artes de Madrid con la intención de poner le foco sobre otros grupos también fuertemente reprimidos por el régimen dictatorial de Franco e ignorados cuando se habla de Memoria Histórica. Se trataba de mujeres, niños y homesexuales. Mujeres castigadas, torturadas y humilladas por ser esposas, hijas, madres o hermanas de republicanos, que se quedaron viudas, que fueron detenidas, que perdieron a sus hijos en las cárceles. Niños que fueron enviados a hospicios llenos de hambre y torturas. Niños que fueron robados a sus padres para ser entregadas a familias afines al régimen; se calculan estos casos en unos 32.000. El documental supone continuar aquellas jornadas pasando a la imagen. Un trabajo que se ha hecho con la mejor voluntad de los compañeros y de todos los artistas y técnicos que han trabajado en el proyecto de manera prácticamente gratuita. Terminada esta presentación se proyecta la película.

Desde las primeras imágenes se observa que Sombra, niebla y tiempo es un trabajo concienzudo, tanto de documentación como de recuperación de memoria. El documental se centra en los testimonios de mujeres encarceladas y torturadas durante el franquismo; de huérfanos de republicanos muertos en la Guerra Civil o represaliados durante la Dictadura a los que se envió a estrictos colegios para practicar con ellos una reeducación en los nuevos valores del régimen; y de familias que siguen buscando a los niños a los que el franquismo cambió de identidad para ser entregados a unos nuevos padres. Escuchar a estas personas contando detalles de su vida sobrecoge, especialmente por la fuerza de su discurso que se mantiene intacto, cargado de presente. La piel se eriza escuchando a Concha Carretero contando su detención, las torturas y vejaciones que sufrió en la cárcel. Se forma un nudo en la garganta al oír a Julia Manzanal explicando como vio morir en prisión a su hija, un bebé de pocos meses. O el testimonio de Trinidad Gallego, que desde su puesto de comadrona en la cárcel de Ventas fue testigo del robo de niños a las madres apresadas. Emotivos resultan contando su vida cargada de sacrificios los hermanos Raquel y Raúl Martínez. Tanto como las palabras de Angustias Martínez, Vicenta Camacho, Carmen Botran, Amelia Pérez, Víctor Luis y Amparo Orejas. Emoción y rabia a partes iguales es lo que produce. No se me va de la cabeza la ilusión con la que Concha Carretero canta Joven guardia. Sigue en la retina su cuerpo desnudo después de una paliza.

Pero Sombra, niebla y tiempo no es sólo escuchar estos sobrecogedores testimonios, Juan Caunedo hace un esfuerzo extra por dotar a la película de un componente artístico. Para ello acude a recreaciones con un elenco de quince actores y actrices que añaden valor a las palabras y las declaraciones de los mayores al representar para el espectador de forma tangible la realidad de aquellas vivencias. De la misma forma, recurriendo a la interpretación, señala las teorías políticas sobre raza, religiosidad y patriotismo de Vallejo-Nájera, auspiciadas por Franco como ideal, doctrina y estrategia de aniquilación. Acompañan las fotografías de la época para traer al presente el recuerdo. Se convierten también en protagonistas los paisajes, que no han olvidado aún el dolor de la represión. Es un trabajo excelente que sabe combinar a la perfección en 55 minutos política, historia y buen cine. Un trabajo digno de ver y que no defrauda.

Tras la fuerte ovación al terminar la película, intervinieron Fernanda Moral, miembro del Foro por la Memoria, y Juan Caunedo. Fernanda Moral dio las gracias al equipo técnico, al artístico y especialmente a las personas que dieron su testimonio en el documental. Tuvo palabras para cada una de ellas. Concha Carretero no pudo asistir porque, a sus 92 años, esta presentación le coincidía con una entrega de carnets del partido a los más jóvenes.

Caunedo por su parte resume la intención de su obra indicando que lo que ha querido mostrar es como se trató de eliminar la organización de las clases trabajadores por parte del franquismo. La película se divide, como su título, en tres partes. Sombras cuenta lo escondido, la represión a las mujeres mediante cárcel, tortura, humillación… En Niebla se muestra el lavado de cerebro en la sociedad española promovido por la Dictadura y el mecanismo de reeducación establecido. El Tiempo es el que se ha dejado pasar sin hablar de esta represión fascista que vivió nuestro país. Un tiempo largo que no se podrá recuperar. En palabras de su director “éste es un documental para mostrar lo que lleva muchos años oculto y silenciado, para ver cómo fueron las cosas”. Dice que la fuerza moral la recibió de las veteranas entrevistadas, que parecen tener aún veinte años. Después de escucharlas era una obligación tirar para adelante con la intención de que Sombra, niebla y tiempo alcance la mayor difusión posible y sirva para algo. Respecto a que no aparezcan imágenes del No-Do se debe al alto precio que cuesta comprarlas, por lo que el director pide que este servicio público permita un acceso más sencillo y económico al material.

El Foro de la Memoria intentará divulgar este trabajo a través de los medios. Se señaló que en países como Argentina la justicia ha abierto procesos para determinar autorías de las desapariciones cometidas y castigar a los culpables. En España lo más que avanzamos es poder hacer un documental. El Foro quiere que se persigan todos estos delitos porque no han prescrito y porque no se ha permitido durante muchísimo tiempo que puedan ser denunciados. Es tiempo de Verdad, Justicia y Reparación para las víctimas del franquismo. Cada dos meses y con este fin, esta asociación convoca una concentración ante la sedes del Tribunal Supremo y la Audiencia Nacional (Plaza de la Villa de París). La próxima será el domingo 14 a las 12 horas.

A modo de pequeño anecdotario: Juan Caunedo Domínguez es el director de esta película. Por la forma de tratar el documental, bien podría ser un hombre mayor. Sin embargo es un muchacho que nació en 1982. Este asturiano se licenció en comunicación audiovisual. Completó su formación con talleres de cine experimental en París y varios cursos en la EICTV (Cuba). Ha trabajado como editor y ayudante de realización para TeleAsturias, Telemadrid, La Sexta, Antena3, TeleCinco, CubaVisión y TVE, así como para varias productoras y otras instituciones. Entre sus obras como director se cuentan los cortometrajes La Carne, Cristinita la fantástica, Machina Wars y El bache. Con este último obtuvo el Premio Submarino Peral a la mejor Dirección de cortometraje en Festival Internacional de Cine de Cartagena en la edición de 2009.

lunes, 15 de marzo de 2010

Los antifascistas se manifiestan por la apertura de una sede de ultraderecha


Más de cuarenta agentes de la Policía Nacional evitaron la confrontación entre los dos grupos Los vecinos de San José desconocían la apertura de este local.

HERALDO.es Zaragoza

"Vecinos unidos contra el local fascista" y "Fuera fascistas de nuestros barrios". Estas fueron dos de las muchas consignas que ayer corearon un centenar de personas, vecinos del barrio de San José y jóvenes antifascistas, que se congregaron en los alrededores de la calle del Matadero para protestar por la apertura del local de Alianza Nacional, un partido que se denomina a sí mismo "ideológicamente heredero de los fascismos europeos" .



La inauguración de esta sede y la presencia de su máximo responsable nacional, Pedro Pablo Peña, fueron calificadas de provocación por parte de estos colectivos antifascitas y muchos vecinos de la zona. "No podemos consentir que en un barrio obrero como este se abra un local de estas características donde se hace apología del racismo y de la xenofobia. Que los echen de aquí y que acaben con su mensaje de una vez por todas", señaló Enrique, un vecino del barrio de San José que se mostró muy molesto por el fuerte dispositivo policial desplegado en los alrededores del local.



La fuerte presencia policial despertó la curiosidad de los vecinos, que se asomaron a las ventanas de sus casas y se apostaron en las esquinas de la plaza de la Reina Sofía y calle del Matadero para ver qué ocurría. Desde las 11.00 hasta las 15.30, más de cuarenta efectivos de la Policía Nacional, en concreto de la Unidad de Intervención Policial y de Unidad de Prevención y Reacción de la Policía de Zaragoza (UPR) evitaron el enfrentamiento entre la veintena de seguidores nazis que habían acudido a la inauguración y los jóvenes antifascistas.



Durante la concentración hubo varios momentos de tensión y gritos descalificatorios entre las dos partes enfrentadas, que estaban separadas por el fuerte cordón policial, aunque no fue necesaria su intervención. En el interior del local, los invitados al acto del partido se mostraron "sorprendidos" por tanta presencia policial en un acto "privado" y se quejaron de la rotura de una de las cristaleras del local, hace un par de noches.



Su líder apuntaba que Alianza Nacional no era solo un partido político sino un movimiento ideológico que persigue, según su web, la imposición del derecho de sangre para adquirir la nacionalidad y la revocación de la ciudadanía a los individuos que no sean asimilables por su estirpe o mentalidad dentro de la comunidad nacional.

sábado, 13 de marzo de 2010

¿Seguirán siendo Grandes de España el general Mola y El carnicero de Málaga?


Félix Población. Público, 09-03-2010 .
Se le reconoce como El carnicero de Málaga, dada su activa participación como fiscal en los consejos de guerra que acabaron con la vida de tantos republicanos.


El Partido Popular tildó en su día como rojo peligroso al señor Fernández Bermejo, el que tan inoportunamente se fue de montería y antes de presentar su dimisión como ministro de Justicia firmó una orden por la que se renovó la sucesión del título de duque de Mola con Grandeza de España que le concedió Franco en 1948 al general Emilio Mola. Dado que ese general fue quien dijo, el 19 de julio de 1936, aquello de hay que sembrar el terror, hay que dejar la sensación de dominio eliminando sin escrúpulos ni vacilación a todos los que no piensen como nosotros, parece más que razonable que la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica pidiese hace un año la retirada de ese título.

Ahora, con ocasión de la exhumación de las fosas del cementerio de Málaga, donde se halla el mayor enterramiento descubierto hasta ahora de víctimas del franquismo (4.471), varios colectivos han promovido una recogida de firmas para reclamar al rey que se le retire a Carlos Arias Navarro su título de marquesado. A quien fuera ex presidente del último gobierno de la dictadura se le reconoce como El carnicero de Málaga, dada su activa participación como fiscal en los consejos de guerra que acabaron con la vida de tantos republicanos.

A diferencia del general Mola, el título de Marquesado de Arias-Navarro con Grandeza de España no se lo concedió Franco al Carnicero de Málaga, sino el mismo Arias a sí mismo mediante Real Decreto de 2 de julio de 1976, tal como se especifica en el primer punto del escrito que se dirigirá al actual Jefe del Estado. En ese mismo párrafo también se requiere la nulidad de los más de veinte títulos que constituyen en la actualidad la llamada nobleza franquista, pues representan una exaltación ostensible del régimen dictatorial, en contra de lo prescrito en la vigente Ley de Memoria Histórica.

viernes, 12 de marzo de 2010

"Cada día somos más y no nos van a parar"


WILLY TOLEDO: Carta a quienes me han apoyado.
"Cada día somos más y no nos van a parar"

En esos días los marines ya andaban tomando posiciones en Haití, el pueblo afgano enterraba a sus muertos tras la última masacre cometida sin querer en nombre de su libertad y su dignidad, la mayor fosa común encontrada en América, con dos mil cadáveres descuartizados, se sellaba en Colombia con tierra nueva y censura antigua protegiendo a los responsables de cavar el agujero.

El periódico Egunkaria seguía secuestrado y sus trabajadores periodistas (que no empleados, como se lleva ahora) silenciados; un palestino miembro de Hamás fue asesinado fuera de su tierra por un grupo de sicarios en nombre de Israel con pasaportes (pasaporte físico, del otro también) de distintas democracias europeas escrupulosas defensoras de los derechos humanos.

El cincuenta por ciento de la riqueza mundial seguía en manos de las cien familias más poderosas del planeta y Tony Blair, José María Aznar, George Bush, el grande y el chico, y Javier Solana disfrutaban de todos los respetos y beneficios obtenidos en pago por sus crímenes de guerra.

En fin, abreviando que me voy, los banqueros seguían en la calle y los políticos que nos mienten y los jueces para la democracia que los protegen (a políticos y banqueros) andaban entretenidos en sepultar para siempre -para que no queden dudas de que nunca existió, por si acaso se repite- la Memoria Histórica; la Memoria Histórica del pueblo aplastado, claro, no la memoria histórica de esa democracia que nos dejó a modo de advertencia, impuesto por las urnas y bajo las armas, a un rey que guarda consigo las llaves que cierran el paso a la sepultura del pasado que esconde la brutal y dura verdad; y una vez en faena, aprovechan para enterrar también al juez ambiguo que, no hay que olvidarlo, ha ilegalizado partidos políticos demasiado incómodos y respaldados por parte de la población, emprendiendo en casa el equivalente patrio de la guerra global contra el terrorismo que se ha dado en llamar el "entorno de ETA", una guerra que recurre también al método de la tortura y que, dicho sea de paso, no sólo este “entorno” parece sufrir.

Si se puede ir a más, siempre hay alguien que se anima. Todo discurría bajo la extraordinaria placidez descrita (que algunos recuerdan que se vivía ya desde cuarenta años antes de la muerte, como la vida demasiado plácida para mi gusto, del dictador), cuando un ciudadano, con más acceso a los micros de lo que sería deseable y un pensamiento compartido por millones a quienes creían totalmente silenciados y neutralizados, empieza a ocupar un espacio extrañamente no ocupado por todo lo anterior. ¿Por qué? Porque se atreve a declarar a los periodistas presentes, ante los micrófonos y las cámaras de televisión, que los señores y señoras que les pagan y que les contrataron, no hace falta decirlo, obligándoles a aceptar las consecuencias que tendría cualquier cuestionamiento de la versión oficial obligatoria, por un interés económico pero sobre todo ideológico basado en el miedo nervioso a que se sepa y se contagie la verdad, manipulan, simplifican y mienten abiertamente sobre todo lo que tenga que ver con Cuba y su derecho irrenunciable a la determinación frente a la apisonadora del sistema financiero demócrata-fundamentalista del capital; y además les comunica que, a pesar de su voluntariosa y bienintencionada pero equivocada información, la persona por la que le preguntan no es un preso político, sino que estaba en la cárcel por delitos comunes.

Cuba. ¿Qué pasa con cuba? Algo importante y peligroso encuentran en que llegue sin la censura que ellos ejercen, y de la que acusan al gobierno cubano, el ejemplo imperfecto pero en tantas cosas válido de su Revolución. Empiezan las hostias. Esto no se puede permitir. Los medios de comunicación que utilizan las ondas y las imprentas, otorgadas a dedo las primeras a precios multimillonarios para mantener la mentira que les permitirá conservar sus privilegios abriendo y abriéndoles las puertas del poder y al poder de los bancos y los Parlamentos, deciden que ya está bien. Comienza la caza, no sólo del ciudadano en cuestión, sino, para dar una lección ejemplarizante, de todo aquél que ose informarse, formarse una opinión y rebatir por fin la corriente avasalladora de la posición única de toda persona que quiera ser digna de que la consideren una persona de bien. De pertenecer, como ellos dicen, al mundo libre. Ese ciudadano soy yo, y esos que deberíais tomar nota de mi ejemplo y no volver a intentarlo jamás sois vosotras y vosotros.

Ya estuve en otras, difíciles pero gratificantes; en algunas se consiguió la victoria, en otras todavía no, estaré en más batallas, pero ésta ha sido distinta. Dicen algunos que porque me la comí solo, negaban la posibilidad de cualquier apoyo. Las primeras horas lograron convencerme de que era así. Enseguida confirmé lo que a pesar del bombardeo, método preferido en cualquiera de sus significados por todos los arriba mencionados, que éramos muchos y muchas a los que trataban de pisotear y amedrentar. En el fondo ya lo sabía, y por eso escribo esta carta. Para mostrarme emocionado, fortalecido y conmovido al ver aquí, en estas paginas y en muchas otras de este territorio y de muchos otros, que la gente envía mensajes que demuestran que cada día somos más, que no nos van a parar y que está a punto de caérseles el montaje.

De ahí sale la reacción que conocen y utilizan mejor cuando sienten que el pueblo sabe de qué van y que ya no está dispuesto a callar: la violencia. Hoy leí que España alcanza estos días el récord en número de fuerzas de seguridad, de fuerzas todas bien armadas para la represión. Sabiendo que España es uno de los países europeos con menor índice de criminalidad y que aun así es, de todos, el que tiene el mayor número de población entre rejas, algunos cumpliendo en la práctica una cadena perpetua de momento ilegal en nuestro país; esa gigantesca cantidad de "cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado", tengamos por seguro, se debe a que no tienen ninguna confianza en la seguridad del sistema. Tienen que estar preparados para lo que saben que llegará. Sigamos adelante, sin desfallecer, este absolutismo demócrata que intentan hacernos tragar, tratando de negarnos la posibilidad de masticar para que no seamos capaces de saborear diciéndonos que no hay nada más que probar -bonita rima me ha salido aquí- se lo vamos a vomitar.

Queremos libertad. En estos días de pérdida definitiva de mi virginidad, abrumado por el poder ya conocido del poder, he aprendido muchas más lenguas que el latín. Lo hice lo mejor que pude. También cuando lo hice fatal. Quizás aprendí más sobre todo cuando lo hice fatal. Sé bien que había ojos y bocas (bocotas dijo alguno) sin el altavoz que se me ofrece a mí, pendientes de escuchar lo que ellos y ellas quisieran decir; sé que en algunos momentos les decepcioné. Sabed que también me decepcioné a mí mismo, pero tengo en cuenta -tenedlo en cuenta vosotros también- que sólo soy un ciudadano al que se le vino encima, como una apisonadora, lo que yo sentí como una responsabilidad para con todas las personas que sienten, como yo, que hay que responder a esta gente, que cuando nos dejan no podemos perder la rara oportunidad. Aun así, la presión y la obligación de utilizar los métodos que se me presentan para defenderme a mí y a todos los que caminamos de la mano en esta lucha por reivindicar, como dice Eric Fromm, no las leyes del hombre sino las leyes de la humanidad, me llevaron, sobre todo en una lamentable pero instructiva ocasión, a decir cosas que, puesto que no pienso, nunca debí decir. Tienen perfeccionada la máquina, que no les suele fallar, de infundir mediante la calumnia, la avalancha sin dar tiempo a respirar, sin escrúpulos, el mensaje falso de nuestra presunta soledad, el miedo que están seguros nos va a paralizar.

Yo, que ya he tomado nota, estaré en adelante más atento. Es importante para mí, como creo que es importante para todos, la tribuna que se me ofrece, lo que pueda pensar la gente que está leyendo esto. Estoy ahí, con toda esta gente, como uno más. Tengo el altavoz, hasta nueva orden que temo y sé que pronto llegará como muchos ya han comprobado en sus carnes, y hasta entonces espero saber aprovecharlo.

Gracias de nuevo a todas y todos. Gracias por pelear. Gracias a la gente que admiro y que contribuye con su trabajo y su generosa solidaridad a que nos podamos informar desde un prisma más cercano a la realidad y que dijeron cosas en mi defensa, en nuestra defensa, que de verdad consiguieron emocionarme. Gracias a Julián y Alberto por su tiempo, solidaridad y comprensión al ayudarme tanto con las palabras que quería decir pero no pude o no supe escribir. Gracias a mi compañero antiguo, aunque tan esporádico, Carlo Frabetti, a Pascual, a Belén, a Santiago y a Carlos por ser los primeros en hacerme ver que no estaba solo, por ser mis compañeros nuevos. Gracias a todas. Gracias a todos. Por la poesía. Por maldecir la poesía concebida como un lujo cultural por los neutrales que lavándose las manos se desentienden y evaden, por maldecir la poesía de quien no toma partido hasta mancharse. Gracias a los muchos y muchas que enviaron sus mensajes de solidaridad con los que me recordaron de nuevo de qué lado quiero estar.


WILLY TOLEDO
--------------------